El licenciamiento de software propietario no genera nuevo valor para la sociedad.

Traducción del siguiente post del blog de Bradley Kuhn:
Translation to spanish from Bradley Kuhn’s blog post:

Busqué la cita siguiente cuando Chris Dodd lo dijo parafraseando en Meet The Press el 25 de abril de 2010. Dodd estaba citando a Frank Rich, que escribió lo siguiente, refiriéndose al sistema económico de EE.UU. (y su reciente colapso):

Como muchos han dicho — aunque no muchos políticos de los partidos mayoritarios — algo está fundamentalmente mal en una cultura financiera que basa su prosperidad en “productos” que no crean nada y no producen nada a excepción de nuevas formas de apostar cada vez más y con mayores probabilidades para la banca. “Por lo menos en un casino real, el daño está restringido a los apostadores,” escribió el periodista económico Roger Lowenstein en la revista The Times el mes pasado. Esta catástrofe le costó ocho millones de puestos de trabajo a la economía.

Esta cita me atrajo por unas cuantas razones. Primero, como jugador de poker, he pasado algún tiempo pensando sobre lo “vacía” que es la industria de juegos de apuestas. No se produce nada; no se crea nada de valor para la humanidad; es sólo un intercambio de dinero por cosas que no existen realmente. He considerado el tema regularmente desde el 2001 aproximadamente (cuando empecé a jugar poker seriamente). Mi conclusión no fue muy distinta al punto de Frank Rich: como hay un cierto “valor de entretenimiento”, y como el daño se mantiene contenido entre los que eligen entrar al casino, no estoy categóricamente en contra del poker o las apuestas en general, ni pienso que sean inmorales. Sin embargo tampoco creo que las apuestas tengan algún valor importante en la sociedad en particular. En otras palabra, no creo que las personas tengan un inalienable derecho a apostar, pero tampoco creo que haya ninguna razón moral para prohibir los casinos.

También he pasado algo de tiempo considerando esta idea de “no crear nada y no producir nada” a la industria del software propietario. Las licencias propietarias, en muchos sentidos, no son muy diferentes de estas transacciones financieras sin valor. Inicialmente, no hay problema: alguien escribe software y se le paga por hacerlo; esa es la forma en que debería ser. La creación de nuevo software es una actividad que debería ser remunerada sin dudas: crea algo nuevo y valioso para otros. Sin embargo, las licencias propietarias son diseñadas específicamente para permitir que un acto único de programar genere nuevas ganancias una y otra vez. En este aspecto, el licenciamiento propietario se vuelve algo así como la venta de derivados financieros: la verdadera transacción valiosa está enterrada bien por debajo de la construcción financiera irreal que la cubre.

Reconozco que no soy estudiante de economía. De hecho, raras veces pienso sobre el software en términos económicos, porque generalmente, no quiero que mi moralidad ni la de la sociedad en su conjunto sean dirigidas por decisiones económicas. Por ello no trato de analizar la cuestión con una mirada de académico de economía, sino, más bien de una experiencia económica personal. Específicamente, he aprendido un simple concepto sobre el trabajo cuando era joven: los trabajadores en nuestra sociedad son remunerados solamente por las horas que trabajan. Para que a usted le paguen, tiene que hacer algo nuevo. No se puede quedar sentado y que el dinero aparezca mágicamente en su cuenta bancaria por horas que no trabajó.

Mi visión del software fue siempre con esta filosofía. Muchas veces fui pagado para programar, pero fue siempre un pago directamente relacionado con las horas que pasé programando. Nunca he considerado ni siquiera razonable el ser pagado nuevamente por progamas que he hecho en el pasado. ¿Cómo sería eso justo o, francamente, tan siquiera necesario? Si consiguiera trabajo construyendo una casa, no podría conseguir que me paguen cada día que alguien use esa casa. Incluso el haber construido la casa no me da derecho a recibir un tributo cada vez que la casa se venda a un nuevo dueño[0]. ¿Por qué el software debería ser diferente? Incluso hay una argumentación de que como el software por ser mucho más fácil de copiar que una casa debería estar disponible gratuitamente a todos una vez que es escrito la primera vez.

Recientemente escuché (por primera vez) una vieja historia sobre una conocida compañía Open Source (que ha desaparecido, si es que les intrigaba). Cuando la compañía iba siendo cada vez más grande, a los dueños de la compañía les enojaba que solamente pudieran facturar a los clientes por las horas que trabajaban. El negocio iba bien, e incluso no daban abasto con los pedidos de los clientes por la gran calidad de sus programadores. Los importes facturados cubrían los costos de los salarios de los programadores y además un margen de rentabilidad razonable. Pero igual los ejecutivos de la compañía querían más; querían “generar dinero incluso cuando todos estaban de vacaciones”. Esencialmente, tener todo el trabajo de programación nuevo y bien remunerado del mundo no era suficiente; querían el tipo de ganancias obscenas que sólo se pueden obtener con licenciamiento propietario. Cuando me enteré de esta historia, me alegró bastante que la compañía haya dejado de existir ante de poder implementar su plan de “hacer dinero mientras todos están en la playa”. En efecto, la primer orden de negocios para implementar el nuevo plan de la compañía era, sin ninguna sorpresa, desarrollar desde el principio nuevo código que no estuviera cubierto por la GPL que pudiera ser propietarizado. Me alegra que nunca hayan tenido tiempor de ejecutar ese plan.

Nunca voy a estar completamente cómodo con la idea de que haya trabajadores que reciban dinero por trabajos ya realizados. El trabajo es valorable solamente si produce algo nuevo que no existía en el mundo antes de que ese trabajo empezara, o resuelve un problema que todavía debe ser resuelto. El licenciamiento propietario y las apuestas en los mercados financieros de derivados tienen un problema en común: pueden generar ganancias para alguien sin requerir que alguien realice un trabajo nuevo. Cada vez que un negocio se aleja de realmente producir algo nuevo con valor real para un ser humano, siempre me va a parecer cuestionable si el negocio mantiene su legitimidad.

Hasta ahora he ignorado un punto clave en la cita que empieza el post: “Por lo menos en un casino real, el daño está restringido a los apostadores”. Por lo tanto para que esta idea de “trabajo sin valor” se pueda aplicar al licenciamiento propietario, tuve que considerar (a) si es que el problema está o no suficientemente contenido, y (b) si el software es o no comparable a la actividad meramente de entretenimiento, como lo es la de las apuestas.

Ya he dicho que no estoy en contra de la industria de las apuestas, porque el valor de entretenimiento existe y el daño está contenido entre las personas que quieren ese entretenimiento en particular. Para evitar el estigma asociado con las apuestas, puedo dar un ejemplo menos cargado políticamente como el Chuck E. Cheese local (N.d.t. es una cadena de restaurants de EE.UU. orientado a los niños), un lugar que disfruté bastante siendo niño. El padre o encargado de uno va a Chuck E. Cheese para pagar por el entretenimiento de un niño, y hay un valor en ello. Si alguien tuviera algún problema con la forma de operar de Chuck E. Cheese, sería muy fácil simplemente ignorarlo y no llevar a su hijo allí, buscando cualquier otra forma de entretenerlo. Por lo tanto, la cuestión es, el software propietario tiene la misma forma de trabajo, y es por lo tanto no tan dañino?

Yo creo que no podemos considerar esa excusa al software propietario por dos motivos. Primero, el daño no está suficientemente contenido, particularmente para software usado en gran medida. Por ejemplo, es casi imposible conseguir un trabajo donde no se requiera al empleado el uso de algún caso de software propietario. Imaginemos si viviéramos en una sociedad donde no nos fuera permitido ganar el sustento si no acordáramos jugar Blackjack con una cierta parte del salario semanal. Por supuesto, esta situación no es totalmente análoga, pero el principio fundamental es comparable: el software está enquistado en la sociedad industrializada que es casi imposible evitar encontrarlo en la vida diaria. Por lo tanto, la situación del software propietario no está adecuadamente contenida, y es difícil para los ciudadanos evitarlo.

Segundo, el software no es meramente para diversión. Nuestra sociedad ha cambiado lo suficiente como que la gente no puede trabajar efectivamente en la sociedad sin al menos algún uso de software. Por lo tanto, la parte de “entretenimiento” de la teoría de contención no se puede tener en cuenta[1] tampoco. Si los ciudadanos son obligados de-facto a usar algo para vivir productivamente, ese algo debe tener distintas reglas y estructuras de control alrededor comparados con diversionesopcionales.

Así, esta línea de razonamiento me da incluso otra razón a oponerme al software propietario: el licenciamiento propietario es simplemente una transacción carente de valor. Crea una carga en la sociedad y no otorga ningún beneficio más que el financiero a aquellos a los que se les otorga el monopolio sobre ese programa o software en particular. Desafortunadamente, todavía quedan muchos que quieren ese nivel de control, porque hay un hecho innegable: las ganancias son mucho mayores.

Por ejemplo, Mårten Mikos recientemente se pronunció a favor de este tipo de grandes ganancias. Él proclama que para “beneficiarse masivamente del Open Source” (o sea volverse muy ricos), los modelos de negocio como el “Open Core” [y] son necesarios. El argumento de Mårten, además de la mayoría de los argumentos pro Open Core, se basa en el siguiente principio fundamental: para que el FLOSS sea legítimo, debe permitir los mismos niveles de ganancias del software propietario. Este punto, a mi forma de ver, es erróneo. Es verdad que se pueden conseguir mayores ganancias ignorando la moralidad. Las fábricas pueden fácilmente hacer más dinero si ignoran complatemente los problemas medioambientales; la minería a cielo abierto (?) es siempre muy rentable, después de todo. Sin embargo, nosotros como sociedad hemos decidido que es valioso proteger el medio ambiente, por lo tanto tenemos reglas que ponen límites a la maximización de ganancias porque hay un fin más importante que servir.

La libertad del software es otro principio de este tipo. Aunque se puede obtener ganancias con modelos de negocio FLOSS que respetan la comunidad (como por ejemplo servicios, soporte o modificaciones contratadas a pedido con licencia libre), es realmente menor la ganancia que lo que se puede obtener con Open Core y licenciamiento propietario. Pero ese potencial de grandes ganancias no legitimiza a esos modelos de negocio, así como no legitimiza la minería a cielo abierto o las apuestas en los mercados financieros de derivados.

Actualización: Basandome en reacciones que obtuve, sentí que era importante dejar en claro que yo no creo que este solo argumento puede crear una teoría unificada que demuestra por qué la libertad del software debería ser un derecho inalienable para todos los usuarios de software. Este factor de carnecia de valor que el licenciamiento propietario trae a la sociedad es solamente uno más a considerar en una discusión más completa sobre libertad del software.

Actualización: Glynn Moody escribió un post en su blog que cita muchas partes de este post e hizo algunos comentarios muy interesantes sobre él. Hay una discusión interesante en los comentarios del blog en su sitio; quizá porque tanta gente odia que yo sólo permito comentarios del blog en identi.ca (que lo hago, por cierto, porque es el único foro online que es seguro que voy a leer y responder).

[0] Entiendo que algunos pueden decir que alguien puede comrar una casa y después alquilarla a alguien, y desalojarlos si no pagan. Algunos pueden argumentar que los dueños del software deberían tener esta misma capacidad de alquiler. La diferencia clave, sin embargo, es que el dueño de la casa no puede hacer uso total de la casa mientras la tiene en alquiler. El derecho del dueño de alquilarla a otros, por lo tanto, se centra alrededor de la idea que el dueño pierde algo de su capacidad personal de usar la casa mientras los inquilinos están presentes. Esta pérdida de uso nunca pasa con el software.

[1] Puede ser que usted se pregunte, “Bueno, si fuera un software puramente para entretenimiento, ¿es aceptable que sea propietario?”. Yo lo he dicho bastante seguido: si todo el software publicado y repartido en el mundo fuera garantizado que sea software libre *exceptuando* a los video juegos, yo dejaría mi trabajo en la causa del software libre. No me preocupa particularmente las estructuras de control en nuestra cultura que existen para el entretenimiento puro. Supongo que habría que marcar una línea divisoria entre el arte/cultura y el puro entretenimiento/diversión, pero las consideraciones para diferenciar las estructuras de control en ese asunto están más allá de visión de este post.

Licencia de la traducción CC-BY-SA como el original
License of the translation CC-BY-SA as the original

Ver paquetes de oca en Iceweasel (Firefox)

Me mandaron una encomienda por oca y me llegó un mensaje que para ver el estado en que se encuentra, vaya a la página de oca y no sólo es feo sino que tampoco anda.

Me imaginaba por qué, era para cierto navegador defectuoso e inseguro. Probé en otros navegadores por las dudas. No andaba ni en iceweasel, konqueror ni chromium. Si me hubiera puesto a ver el código lo hubiera entendido pero igual como justo andaba mas o menos bien la conexión probé bajarme el opera.

Ahí anduvo.

Resulta que era un marco donde aparece una consulta con un GET, se ve que tiene algo en javascript que pasa las variables que anda solo en navegadores privativos.

O sea, para ver tu paquete tenés que ir a la dirección siguiente:

https://www1.oca.com.ar/OEPTrackingWeb/detalleenviore.asp?numero=

y agregarle al final el número de envío (o guía).

Si lo usara seguido podría agregarlo en “Favoritos” en iceweasel pero como “Búsqueda rápida”.Captura de bookmark en iceweasel mostrando los datos. Sería el mismo url pero en vez del número le pongo un %s al final y le asigno una “Palabra clave” por ejemplo “oca”. Con esto lo único que tengo que hacer es poner en la barra de dirección oca y el número y ya me aparece el envío.

El envío aparece así:

Visualización del seguimiento de un paquete de oca.